Canciller que México deje de ser cómplice de Maduro

Desde el inicio de la administración del presidente López Obrador, el gobierno de México y su cancillería, mantienen una posición inmoral, vergonzosa y cómplice que contraviene y desoye postulados que son base de la defensa de las libertades, la dignidad humana y el respeto de los derechos humanos esenciales que hacen crisis en Venezuela.

México viola reiteradamente los acuerdos internacionales suscritos por el país y con los cuales se comprometió a proteger los Derechos Humanos y las libertades, como son: La Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Carta de la Organización de los Estados Americanos, la de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el Pacto de San José de Costa Rica, el Protocolo adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales Protocolo de San Salvador y el Consenso de Lima.

Venezuela, tiene las mayores reservas petroleras de la tierra, pero vive, paradójicamente, orillada a la pobreza; más de 3 millones de venezolanos -cerca de 10% su población total- ha sido obligada al exilio para librarse de la persecución y una crisis de dimensiones inimaginables.

Según previsión de las Naciones Unidas, de mantenerse la actual situación, a finales de este año más de 5 millones de personas -casi 20% de su población- podría vivir en el exilio. Cada día, 5 mil nuevos venezolanos abandonan el país.

Los mexicanos sin importar filiación ideológica, afirmamos que la posición política del gobierno nacional, más que defender postulados basados en el derecho internacional, esgrime “neutralidad” como pretexto inconsecuente, vergonzoso y cómplice en apoyo de un régimen que tiene sumido al pueblo venezolano en desapariciones forzadas, asesinatos políticos, prisión por pensar distinto y delitos de lesa humanidad.

La posición del gobierno mexicano, y que ha operado su canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, construida sobre los postulados de “libre determinación y no intervención en los asuntos internos de los pueblos” son en la realidad apoyo y complicidad con el régimen chavista de Nicolás Maduro que mantiene como rehén al pueblo de Venezuela.

Venezuela hoy para tratar de ocultar esa enorme crisis humanitaria fruto de la locura de Maduro por el poder, está matando y desgarrando al país y lo tiene sumido en un tsunami de hambre, enfermedad, violencia y muerte.La crisis económica de Venezuela es la peor de toda su historia. Su destrozada economía alcanzó una inflación de casi 47 mil por ciento el año pasado y las previsiones del Fondo Monetario Internacional que estiman que podría llegar a 1 millón por ciento en 2019.


INFORMACION UTIL:
Proceso: Subsecretario mexicano pide no aislar a Venezuela ni intervenir en sus asuntos internos

SCJN: Acuerdos Internacionales sobre Derechos Humanos suscritos por México

BBC: Se van de Venezuela más de 5 mil personas al día

CNN: Venezuela está al borde de una inflación astronómica: llegará al 1.000.000%, proyecta el FMI

New York Times: Venezuela colapsa y sus niños mueren de hambre

Agencia EFE: Venezuela cierra el 2017 con 26.616 asesinatos bajo un escenario de crisis

por: Ciudadanos por México

24 de febrero de 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.